top of page

 

¿Qué es la Bioeconomía?

La bioeconomía se refiere a la producción, utilización y conservación de recursos biológicos, incluidos conocimientos, ciencia, tecnología e innovación relacionados con la bioquímica, la biotecnología, la biología y otras disciplinas. La bioeconomía promueve el desarrollo sostenible y la economía circular mediante el uso eficiente de los recursos naturales, la reducción de la dependencia de combustibles fósiles y la minimización de impactos ambientales negativos.

Aplicaciones y Beneficios de la Bioeconomía

Aplicaciones:

  • Agricultura y Alimentación:

  • Energía Renovable:

  • Productos Químicos y Materiales: Desarrollo de bioplásticos, biopolímeros y otros materiales biobasados que sustituyen a los derivados del petróleo.

  • Salud y Medicina:

  • Industria Textil: Producto

  • Gestión de Residuos:

  • Acuicultura y Pesca:

Beneficios:

  • Reducción de Emisiones de CO2:

  • Desarrollo Rural:

  • Conservación de la Biodiversidad:

  • Innovación y Competitividad: Impulsa el desarrollo de nuevas tecnologías y productos, fortaleciendo la competitividad industrial.

  • Seguridad Alimentaria: Aumenta la productividad y resiliencia de los sistemas agrícolas, mejorando la seguridad alimentaria.

Bioeconomía y Co-Crear

Estamos comprometidos con la promoción de prácticas sostenibles y una de nuestras principales áreas de enfoque es la bioeconomía. A través de diversas iniciativas, buscamos no solo educar y concienciar, sino también impulsar acciones concretas que beneficien tanto a la sociedad como al medio ambiente.

Nuestras Iniciativas en Bioeconomía

.Congresos de Bioeconomía :
.Proyectos de Investigación:
 

Gestión de Proyectos Sustentables: Implementamos y gestionamos proyectos sustentables que integran principios de bioeconomía. Estos proyectos incluyen desde la creación de bioplásticos hasta la generación de bioenergía y la promoción de prácticas agrícolas regenerativas. Nuestro objetivo es demostrar que la sostenibilidad es alcanzable y beneficiosa a nivel económico, social y ambiental.
 

Colaboración con Instituciones y Comunidades: Trabajamos en estrecha colaboración con instituciones académicas, agrupaciones comunitarias, escuelas y voluntarios. Creemos que la educación y la participación comunitaria son clave para el éxito de cualquier iniciativa sostenible. Por ello, llevamos a cabo programas educativos, talleres y actividades de sensibilización para involucrar a todos los sectores de la sociedad en la transición hacia una bioeconomía.

 

Voluntariado y Participación Ciudadana: Fomentamos la participación activa de voluntarios en nuestros proyectos. Desde la limpieza de ríos hasta la reforestación y el reciclaje, nuestros voluntarios son una parte integral de nuestras operaciones. Su dedicación y esfuerzo son cruciales para lograr nuestros objetivos de sostenibilidad y conservación.

 

Nuestro Compromiso con el Futuro

Creemos firmemente que la bioeconomía es un camino hacia un futuro más sostenible y próspero. Nos esforzamos por liderar con el ejemplo y demostrar que es posible integrar prácticas económicas con principios ecológicos para beneficio de todos. Cada iniciativa que emprendemos, cada proyecto que gestionamos y cada colaboración que formamos está orientada a construir un mundo donde la sostenibilidad no sea una opción, sino una norma.

Juntos, con la participación activa de la comunidad y el apoyo de nuestros colaboradores, estamos creando un impacto positivo y duradero. Invitamos a todos a unirse en este viaje hacia la sostenibilidad y la innovación, contribuyendo con sus conocimientos, habilidades y pasión por un futuro mejor.

¿Por qué es fundamental la bioeconomía?

Hasta ahora, la humanidad ha seguido una economía lineal, es decir, producir productos dejando al margen una gran cantidad de desechos. En esta era, donde todos los vertederos de basura han sido saturados, anegados y contaminado las aguas de ríos y mares, se han creado islas flotantes de basura y plásticos, produciendo una gran ola de contaminación ambiental que afecta a la fauna y flora de la naturaleza, ya sean praderas, bosques, selvas, ríos o mares. Esta contaminación asfixia y mata a los animales, fuente de alimentación humana, agravando este escalofriante contexto la emisión de gases de efecto invernadero producidos por las energías derivadas del petróleo. Todo esto conforma un combo peligroso para la supervivencia de las futuras generaciones, donde grandes extensiones de selvas han sido convertidas en desiertos por la aguda deforestación, lo que implica un aumento de las temperaturas del planeta, que está sobrepasando los 1,5 grados de temperatura, afectando la agricultura con sequías o inundaciones y perjudicando aún más la producción de alimentos a nivel mundial. Los países y sus dirigentes firman acuerdos para frenar estas peligrosas consecuencias, que en la realidad concreta y efectiva no son cumplidos en su totalidad.

En este grado de inconsciencia de dirigentes mundiales del poder económico, ya sean empresariales o gubernamentales, ajenos a la responsabilidad ética, continúan contaminando el planeta, postergando o ignorando medidas de protección, sin importar las graves consecuencias que sobrevendrán sin lugar a dudas.

En este arriesgado panorama mundial surge la bioeconomía, que se respalda en una transición hacia energías y materiales renovables. Nos ofrece herramientas para, juntos, hacer frente al cambio climático y la pérdida de biodiversidad, al mismo tiempo que aborda importantes necesidades sociales. Nos da el poder de aumentar la prosperidad y el empleo.

Esta modalidad de economía circular desvincula la actividad económica del consumo de recursos finitos. Es un sistema resiliente, bueno para las empresas, las personas y el medio ambiente. Es una manera productiva de aprovechar los residuos de los diversos productos fabricados o cosechados, reutilizando, reciclando, eliminando residuos y la contaminación, circulando los productos transformados con mayor valor agregado, regenerando la naturaleza. Hace hincapié en la importancia fundamental de reforestar el planeta como una urgencia para detener el alza de la temperatura global y atraer las lluvias en zonas áridas, demostrando que sí hay salidas a esta catástrofe mundial del cambio climático, preservando los ecosistemas y la biodiversidad como herencia sagrada para nuestros hijos y nietos, dejando un planeta habitable, con alimentos saludables y un clima que permita la vida placentera en nuestra Tierra.

Enfocados en un marco de soluciones sistémicas que hacen frente a desafíos globales como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, los residuos, la contaminación, la producción, etc., la Asociación Civil Liliana B-Vignau y la Fundación Co-Crear hemos convocado en el “Congreso de Bioeconomía, Integración Económica de América Latina, para el Progreso Económico” a científicos, economistas e investigadores que propulsan esta línea de producción económica circular. Esto es para abrir “Portales de Negocios” a las nuevas generaciones, que si bien comprenden esta “Urgencia Verde”, deben conocer el camino y las herramientas necesarias para transitar esta desafiante manera de producir, respetando el planeta y su biodiversidad.
                                                                                                                                                                     Liliana B. Vignau

bottom of page